domingo, 30 de septiembre de 2012

Capítulo 10: Más.

- ¿Más? - Recorta un poco más la distancia - ¿Así? - Murmura haciendo que su aliento golpee en los labios de Anna.
Anna vuelve a temblar. Ya perdió la cuenta de cuantas veces lo hizo esta noche... Ya no hablemos desde que le conoce. Entreabre los labios, acaricia con su nariz la de él. - Más...
- ¿Así? - Pregunta él cuando se acerca un poco más ella y empieza a notar el calor de los labios de Anna muy cerca.
Anna asiente, se está muriendo lentamente entre su cuerpo y la pared. Apoya su frente en la de él poniéndose un poco de puntillas. - U.n p.poco más... - Nota arder sus mejillas, no solo éstas, un calor que no es normal la invade por completo. Se humedece los labios con la lengua. Tiene la boca seca.
Dani sonríe cuando nota que ella se humedece los labios. La mano que él apoyaba en la pared pasa a colocarse entre la mejilla y el cuello de Anna. Sus dedos acarician suavemente la delicada piel de ella. Él suspira, está recortando la mínima distancia que separaba su boca de la de ella. Y entonces, ligeramente, sus labios, por primera vez, se rozan con los de Anna.
Otro escalofrío en el cuerpo de ella. Los suaves labios de él acarician los suyos una milésima de segundo.
- Más... - Susurra sin apenas sonido. Las palabras se entierran en la boca de él. Anna cierra los ojos impaciente. Menos mal que la tiene sujeta por la cintura, no se cree capaz de mantenerse en pie por su cuenta...
Dani deja de observarla y cierra los ojos. La coge con más seguridad, si cabe, de la cintura y ahora sí, no solo roza sus labios con los de ella, sino que entreabriendo su boca, los presiona dulcemente.
Es el fin... Anna a muerto y se encuentra en el paraíso... En cuanto nota los labios húmedos y calientes de él presionados contra los suyos todo se apaga a su alrededor. Solo existen ambos.
Anna entreabre un poco mas los labios, y captura el labio inferior de él entre los suyos. Completamente extasiada pega su cuerpo más al de él.
Dani, sorprendido por la enorme pasión que es capaz de ponerle Anna al beso, sonríe aún cuando sus labios están unidos a los de ella. El deseo recorre todo su cuerpo, erizándole la piel. La mano que presionaba la espalda de ella, va deslizándose lentamente hacia abajo mientras los dedos de su otra mano se cuelan entre los rizos rubios de Anna.
En cuanto le nota sonreír encima de sus labios, obligatoriamente sonríe ella también. Lentamente recorre su torso con las manos, acariciándole, para pasar a sus hombros, y de allí a la parte posterior de su cuello, donde acaricia con sus dedos el suave pelo de su nuca. Mientras sus labios se adaptan al ritmo de los de él.
Nota como la mano de él desciende por la curva de su espalda, y antes de que llegue a su trasero, la sujeta y la sitúa en el lugar de antes mientras sonríe traviesa. Pasa a entrelazar sus brazos en el cuello de él, pegándose más, alzándose un poco más en la punta de sus pies descalzos.
Cuando Anna impide que la mano de Dani baje más allá de su espalda, él nota como ella sonríe traviesa y él decide morderle el labio inferior con suavidad pero también con mucho deseo, como "castigo" por no dejarle disfrutar un poco más de ella.
En cuanto nota la dureza de sus dientes presionados con suavidad sobre su labio, un respingo es la respuesta de Anna, acompañado de un suspiro. Seguido de un casi inaudible gemido que surge de lo más profundo de su garganta. Esto es demasiado, esto que siente no lo había sentido con un beso jamás...
Por si aún no era suficiente, se pega aun más a él, notándole con cada fibra de su ser. Y el calor va en aumento.
- Pff.. - Suspira él cuando nota a Anna tan pegada a su cuerpo - Y yo q.ue cre.ia qu.e tendri.a que en.enseñarte a b.besar... - Le susurra él entre besos.
Ella suelta una pequeña risita que se ahoga en los labios de él. - A ti... Tampo.oco se te... Da nada.a mal... - Le contesta ella de vuelta. Recorre con su lengua el labio inferior de él, notando toda su suavidad.
- Mm... Como.. Vuelvas a h.hacer eso no s.se q.ue te hag.o... - Advierte él después de notar la lengua de ella en sus labios.
- Probé.emos... - Y lo vuelve a hacer, desliza su lengua otra vez sobre los labios de él. Le encanta tentarlo así.
- No j.juegues con fue.go... - Y presiona con más fuerza sus labios a los de ella.
Otro gemido casi inaudible se le escapa de nuevo. - Uh... N.no me da... M.miedo q.quemarme... - Le devuelve el beso con la misma fuerza, y pasa su lengua por los labios de él una tercera vez.
- Eso d.dices ahora... Lu.luego te en.trará el mi.edo... - Dani vuelve a deslizar su mano por la espalda de Anna, quiere llegar hasta abajo de ella...
- Y tu que.e sabes... - Le contesta provocándole. Sabe que él no hará nada que ella no quiera, y por jugar un poco no tiene porque pasar nada malo. Nota su segundo intento de deslizar la mano hacia su culo. Esta vez, para que él sepa que no tiene miedo, le deja hacer. No le frena, al fin y al cabo, es solo un trasero más.
Dani se sorprende de que ella no le frene y una vez llega a su culo se limita a acariciarlo con delicadeza, aunque la situación le invita a agarrarlo con firmeza, pero él no quiere hacer nada que ella no quiera.
Esto se está volviendo demasiado tentador para ser el primer beso, pero a Dani le encanta y disfruta de cada una de las sensaciones que ella le hace sentir con sus labios. Sentir tanto con un solo beso no era lo normal en él, pero ahora no piensa en eso. No piensa en nada que no sea la dulzura de los besos de Anna.
En cuanto nota su mano en su trasero, un gemido algo mas fuerte sale de la boca de ella. Son simples caricias, pero la suavidad de su tacto, a través de la fina capa del pantalón del pijama y la braga, la embriagan entera, de pies a cabeza. Apresura más sus labios, acelera el ritmo del beso. Además, cuela sus manos por el cuello de la camiseta de él, acariciando la parte superior de su espalda.  - Deberíamos e.echar u.un poco el f.freno... - Murmura, pero en lugar de separarse se pega más.
- ¿Y.ya te está en.entrando el mied.o? - Pregunta él antes de pegar de nuevo sus labios de manera muy pasional.
- No esa clase... D.de miedo... Miedo a que nos pillen... - Habla separándose unos segundos de sus labios. Pero inmediatamente vuelve al ataque. Deja que sus manos corran libres hasta donde la camiseta de él le permite.
- N.no va a v.venir nadie... - Responde, y pega de nuevo sus labios a los de ella, subiendo la mano que tenía en el trasero de Anna y colándola por debajo de su sudarera. - D.debes de est.ar asando.te d.de cal.or, rubia...
Anna sonríe dentro de la boca de él. Lo cierto es que se está muriendo de calor... Por unos segundos piensa en que hacer. Es una sudadera, y estará mejor sin ella...
Se separa lentamente de Dani, dejándole una serie de picos antes de separarse del todo.
Le suelta y levanta los brazos al aire con intención de que él le quite la sudadera mientras sonríe de forma inocente.
Él la mira. ¿De verdad quiere que se la quite? Encantado cede a levantarle lentamente la sudadera hasta quitársela del todo. Una vez la tiene en la mano, la tira hacia atrás, sin fijarse donde queda. - ¿Te quito algo más? - Pregunta travieso, aunque sabe cual es la respuesta.
Ella se ríe ante las últimas palabras de él mientras se coloca la camiseta que se le ha subido ligeramente al quitarle la sudadera. - No...- Murmura ella enganchándose a su cuello otra vez. - Ahora estoy bien... De momento bésame otra vez. - Le pide sentenciosa.
- Como usted desee... - Dice agarrándola de nuevo de la cintura y besando sus dulces y tiernos labios...-P.por cierto.. T.tengo qu.e decirte q.ue m.me gust.aba más el p.ijama de c.camiseta y culott.e... - Confiesa cuando sus manos vuelven al trasero de ella.
- N.no s.abes tú... N.nada... - Le contesta ella bajando las manos a la cintura de él, colándolas por dentro de la camiseta, y acariciándole la espalda por donde tiene la tira del pantalón. Coge ahora ella su labio inferior entre sus dientes. - Lo tendr.re encuent.ta para la.a próxima.a vez... Pero ahora hace fr.río... No me pong.go pijamas de verano en invierno... - Le susurra separándose al final de la frase. Pero rápidamente vuelve a sus labios.
-P.pues es una pe.na... - Y vuelve a unir sus labios a los de ella. Esta vez es él el que humedece el labio inferior de Anna y aprovecha para entreabrir ambas bocas y poder provocarla más colando su lengua entre los labios de ella.
Anna suspira fuertemente y abre un poco más su boca para que él haga de las suyas. Sus dedos se clavan en la curva de la espalda de Dani. - ¿Q.quién prov.voca a.ahora.a? ¿E.eh? Uh... - Habla ella pícaramente.
- Sab.es q.que te en.encanta... - Y vuelve a besarla sintiendo que nunca se cansaría de hacerlo. Ahora ya no son sus dos manos las que acarician el trasero de Anna, porque una de ella se desliza hacia arriba, y se cuela por dentro de la camiseta de ella, sintiendo por fin su piel, suave y cálida, muy cálida...
- Mmm... - Es todo lo que le sale decir a Anna. - T.tanto como a ti... - Juega ella también. La piel se le eriza con las cosquillas de él. Lentamente levanta un poco más su camiseta, y un poco más... Y un poco más... Recorriendo su espalda de arriba abajo.
Él suspira esta vez más fuerte que antes. El contacto de las manos de Anna con su piel le vuelve loco. El deseo hacia ella y las ganas de besarla sin frenarse ni un solo instante aumentan. Él acaricia la espalda de ella, sube hasta que sus dedos notan el cierre del sujetador. Sabe que ahí esta el limite pero se muere de ganas de sobrepasarlo.

9 comentarios:

  1. Ay, por dios, capítulaaaaaaaazo!! Que cuquismo.
    Perfecto, siguieeeeeente pero ya, por favor, no nos podéis dejar así!!

    ResponderEliminar
  2. perfecto!!! quiero el siguiente yaaaaaaaa!!! que monos que son!!!

    ResponderEliminar
  3. Ay diosss!! solo esta historia es capaz de narrar un beso en un solo capitulo y que no se te haga pesado! Perfecto chicas, cada vez me gusta más...
    Espero que sobrepase los limites!!
    NEXT!

    ResponderEliminar
  4. me encanta ! ;) siguiente ya ! no nos dejes con la intriga

    ResponderEliminar
  5. Dios¡¡ Pedazo de final¡¡¡ Me encanta¡¡¡ Next¡¡

    ResponderEliminar
  6. C A P I T U L A Z O *-* P E R F E C T O *-* SIGUIENTE!

    ResponderEliminar