sábado, 29 de junio de 2013

Capítulo 26: Un partido, un viaje y una habitación.

Dani pasa el resto de su día con sus amigos y con Anna, celebra con ellos su 20 cumpleaños y siente que éste es uno de los mejores cumpleaños de su vida.
Cuando pasan un par de días, llega el partido que él y Víctor, el cual también adora el basket, van a ver gracias al regalo de Anna. Ambos disfrutan como niños de los Lakers, del estadio y de todo. Compran miles de cosas, se hacen otras miles de fotos y sienten que ese día va a ser inolvidable. Llega la hora de marcharse a casa y los dos amigos vuelven felices, fue un partidazo y ademas ganó su equipo.
En la residencia cuentan su aventura a los amigos, tanto el día del partido como los días siguientes. Ninguno se cansa de recordar aquel triple en el último minuto o aquella falta que casi deja lesionado a la estrella del equipo.
Y hablando de eso y de muchas otras cosas hacen la maleta. Dentro de unas horas todos juntos irán a la casa que han alquilado para pasar los últimos días del año y los primeros del año que vendrá.
- ¡Vamos chicas! ¿Lo tenéis todo ya? - Grita Mel entrando en la habitación de las chicas.
- ¡No encuentro mi bikini nuevo! - Grita Anna desesperada.
- ¡Ay mi madre, que dramón! ¡Con la ilusión que te hacia enseñárselo a Dani! - Le contesta Abi para picarla.
- ¡Callate boba! - Grita Anna riéndose. Las tres amigas lo buscan entre risas.
- ¡Aquí está! - Habla Mel desde el armario.
- ¡Bien! ¡Rápido, Dani me acaba de mandar un SMS , que ya están abajo todos, que ya les trajeron el coche alquilado!
Las tres cogen el equipaje de las dos de la habitación y corren escaleras abajo con maletas y bolsos.
Al cabo de media hora de jugar al tetrix con las maletas y el maletero, esta todo listo para este gran viaje.
Todos dentro del coche. Dani conduce, a su lado Anna, y detrás los demás. El viaje empieza, rumbo la casa de sus sueños.
A la hora de viaje están todos dormidos menos el conductor. Anna se remueve en su asiento despertándose lentamente...
- Ummm... ¿Cuánto falta? - Pregunta desperezándose.
- Mm... Diría que casi una hora... - Responde Dani, atento a la carretera.
- Pffff que pereza... - Habla ella dejando la cabeza apoyada en la ventanilla.
- ¿Se te esta haciendo pesado conducir tanto?- Le pregunta preocupada. - A lo mejor quieres dormir, nene... - Le dice acariciándole la oreja.
Dani se estremece al notar la caricia de ella en su oreja y sonríe. - No, cariño, estoy bien... Duerme un ratito más tu, si te apetece. - Responde poniendo su mano derecha en el muslo de ella.
Ella sonríe. - No tengo sueño... - Y se pone de lado observándole. Mira como está concentrado en la carretera, semblante serio... Tremendamente sexy.
- No me mires así que me desconcentro... - Le dice al notar la mirada de ella fijada en él. Y de nuevo sonríe.
Anna se ríe bajito. - Jo... Es que ya que no puedo hacer otras cosas, pues te observo y al menos me alegro la vista... - Confiesa mordiéndose el labio.
Dani niega con la cabeza divertido y vuelve a fijar la mirada en la autopista. - Es injusto... Yo no puedo alegrarme la vista... - Responde.
- Ya podrás... Vamos a pasar más de una semana durmiendo juntitos... Creo que tendrás suficiente de mi jeto... - Responde divertida también.
- Nunca seria suficiente.... - Confiesa él provocando que ella se sonroje.
Anna sonríe tierna. - Gracias bonito... - Murmura de vuelta. Coge la mano que él tiene apoyada en el muslo de ella, y la besa. Luego la vuelve a dejar en su muslo otra vez. Y observándole, sin darse cuenta, vuelven a cerrársele los ojos. Y cuando se quiere dar cuenta se ha quedado dormida.
Se despierta de pronto con jaleo. Abre los ojos y se encuentra a todo el coche despierto ya.
- ¿Ya hemos llegado? - Pregunta mirando por la ventanilla.
- ¡Si! - Responde Dani, aparcando el coche. Y una vez esta abajo coge su maleta y la de Anna. - Tu lleva esta, que pesa menos. - Le dice a ella, señalándole la maleta mas pequeña.
Ella obedece feliz y le sigue al interior de la parcela de la casa. Es un caserón enorme, con un jardín gigante rodeándola entera. El interior no es menos impresionante...
- ¡¡Ala!! - Habla Anna una vez entran todos. - ¡Que pasada de sitio! - Dice totalmente sorprendida. 
- ¿Cómo vamos a dormir? - Pregunta Mel cuando ya se les ha pasado la sorpresa.
- Yo con la Simon... Me ha tocado... - Murmura Dani resignado como si eso no le gustara, cuando en realidad le encanta.
- ¡Ey! - Protesta Anna. - Si quieres duermo con las chicas ¿Eh? ¡No te quiero obligar a nada! - Le contesta cruzándose de brazos mientras todos los demás se ríen.
- Jajaja, que no, boba... - Responde Dani abrazándola.
- Oye, ¿Y Diego? - Pregunta Javi de pronto - ¿A que hora viene?
- Creo que llega mañana por la mañana... - Contesta Abi.
- ¡Me voy a elegir cuarto! - Grita Mel.
- ¡Voy contigo! - Grita Abi corriendo detrás de ella.
- ¡Vamos nosotros también, que nos quitaran el mejor! - Protesta Anna tirando de Dani.
- ¡Vamos, vamos! - Responde Dani adelantándola y siendo ahora él el que tira de ella. - ¡Mira este! - Le dice cuando llegan al tercer cuarto del pasillo. - Es grande y tiene cama doble... - Susurra levantando las cejas, haciéndose el interesante.
Anna se ríe. - ¡Me encanta! - Grita ilusionada. - ¡Mira! ¡¡Tiene terraza!! - Habla corriendo hacia la puerta del balcón. Lo abre y sale. - ¡Corre! ¡Mira que vistas!
Dani obedece y corre hasta donde esta ella. Observa las vistas. Tiene razón, son preciosas. - ¡Joder, yo me quedo a vivir aquí, eh! - Advierte apoyando en la barandilla del balcón.
- Yo me quedo contigo... - Murmura ella sin apartar la mirada del paisaje. Apoya los brazos en la barandilla y la barbilla en sus brazos. A un lado se ve verde, campo, y al otro se ve arena y mar, todo en uno... Increíble. - Nos quedamos este cuarto... ¿No? - Le pregunta segura de la respuesta de él.
- ¡Por supuesto! - Responde él girándose y quedando frente a ella. Estira sus brazos hasta alcanzarla y pega ambos cuerpos - Mmm... Lo vamos a pasar genial... - Le dice casi en un susurro.
Anna rodea su cuello con sus brazos. Se ríe traviesa. - ¿En este viaje? O ¿En este cuarto? - Le pregunta haciéndose la inocente.
- Mmm.... - Dani se pone pensativo- En este cuarto.... Por supuesto... - Responde acercándose a su oído, y comenzando a besar dulcemente el cuello de Anna.
Anna se ríe. Y entre risas se le escapa algún que otro suspiro. - Eso... I.imaginaba ... Yo... - Le contesta. -  N.niño... Est.tamos en un b.alcón... N.nos van... Nos van a ver... - Consigue decirle. Pero en vez de apartarse deja que su cabeza caiga a un lado dándole mas espacio a él y a sus labios.
- Eso no e.es problema... - Responde agarrándola más fuerte de la cintura y levantando a Anna ligeramente del suelo para poder llevarla hasta el interior de la habitación. Una vez allí, los pies de Anna vuelven a tocar el suelo y los labios de Dani vuelven a besar su cuello.
Anna aprieta fuerte los ojos. Se muerde el labio inferior. - Uh... Siem.empre tiene.es soluci.ión para todo... Si.siempre t.te sales... Con la... T.tuya... - Protesta entre suspiros. Sus manos se aferran al cuello de la camisa de él. Mientras, apoya su cabeza de lado en el hombro de Dani, dándole mas espacio.
Dani sonríe aun con sus labios rozando el cuello de ella. Le encanta sentirla así, hacerla estremecer. - Cu.ando me interesa soy muy list.o... - Contesta segundos antes de volver con los besos, esta vez, acompañados de suaves mordiscos.
A Anna se le escapa un gemido que aterriza en el oído izquierdo de él. - ¡Uh!... E.eso ve.eo yo... - Murmura. Pero no le sale nada ingenioso para decirle. Él sabe perfectamente como dejarla sin palabras, casi sin aliento... En su lugar pega mas sus cuerpos abriendo la cremallera del abrigo de él y acurrucándose entre sus brazos. Notando como el calor aumenta poco a poco.
Dani imita el movimiento de Anna, desabrochando también su chaqueta, pero él se la quita del todo.  - A.así mejor... Bf... Vas provocando, Simon... - Murmura Dani al observar el escote  del jersey que lleva Anna. Y esta vez su boca no va a parar al cuello de ella, sino a sus labios.
Dentro del beso, el cual ella hace mas fiero, Anna aprovecha para quitarle también a él el abrigo del todo. - ¿A.así... Que te.e gusta.a? - Le pregunta. - Pues... Fu.ue lo primero.o que pill.é... - Miente. Lo cierto es que lo eligió a posta, aun que el escote no fue el motivo, al menos no todo... Y por si fuera poco, se arrima más a él, haciendo el beso aun más intenso. Jugando con su lengua sin ningún tipo de reparo.
- P.pues me encant.a... - Responde conteniéndose los suspiros. Aprovecha que ella se arrima más a él para colocar sus manos en el trasero de ella y agarrarlo con firmeza, cosa que le produce más placer todavía.
Anna deja salir un pequeño grito de placer ante el repentino contacto. Esto se está poniendo demasiado serio para ser el primer día que están aquí, solos. No quiere imaginarse los demás. ¿O si? Sin a penas darse cuenta, va desabrochando uno a uno los botones de la camisa de Dani, mientras le empuja contra la puerta de la habitación para cerrarla antes de que pase nadie por allí.
- A... A mi m.e encanta.as tu... - Confiesa ella sin separarse de su boca.
Dani suspira fuerte. Esta vez sin reprimirse, sin contenerse. Después de que su espalda choque contra la puerta, Dani sigue besando a Anna con muchísima pasión y desenfreno. Sus manos se cuelan debajo del jersey escotado de ella, y por fin nota el calor de la piel de Anna en sus dedos.
Ella tiembla sin control una vez mas. Sus gemidos, débiles y suaves por el momento, hace tiempo que se pierden de vez en cuando entre los labios de él. Sus manos, temblorosas por la excitación, retiran por completo la camisa de el. Se separa unos instantes para observar el torso desnudo de Dani. Aprediéndoselo poco a poco, memorizando sus rincones y lunares. Un día besara todos esos lunares... Se dice a ella misma. Pero poco aguanta, y vuelve a sus labios pegándose contra su pecho mientras él sigue empotrado contra la puerta.
Dani vuelve a besarla deseoso de sentir de nuevo el sabor de sus labios. Pero pronto se da cuenta de que está en inferioridad de condiciones, así que se separa ligeramente de ella, para poder subir su jersey hasta quitárselo. Y es él el ahora observa el cuerpo de ella. Desde su ombligo, hasta sus pechos, en los cuales su mirada se fija durante mas segundos.
Dani se relame un par de veces y de nuevo vuelve a besarla. Con más ganas, más pasión y más desenfreno que antes.

5 comentarios:

  1. ASDFGHJKLÑ ME ENCANTA CHICAS! NO PUEDO ESPERAR A VER QUE PASA ENTRE ESTOS DOS, SIGUIENTE PRONTITO!! :)

    ResponderEliminar
  2. Pero por que escribís tan jsdfghskdaghasñdfñsdf?? siguiente ya de ya por favor, la historia es más que perfecta!!

    ResponderEliminar
  3. pero que dkfjnk sjdf oi de capitulo! siguiente :)

    ResponderEliminar
  4. Me encanta esta historia, escribiis geniaal. Siguiente prontico guapísimas! :)

    ResponderEliminar